CELEBRACIÓN EN CHILPANCINGO

Chilpancingo desde el encauzamiento del Huacapa. mgb

Si bien la violencia que se ha vivido en los últimos dos años en Guerrero y la intimidación que trataron de hacer durante la jornada electoral no impidieron que la gente saliera a votar y que el triunfo de Ángel Aguirre del PRD fuera inimpugnable por la abierta diferencia entre él y su contendiente Manuel Añorve del PRI, sí lograron que la celebración no fuera como hace seis años con la derrota del PRI por vez primera en nuestro estado.

Dos elementos fueron decisivos en que la gran celebración se convirtiera en pequeñas fiestas de las “estructuras” o grupos que apoyaron a Aguirre: la prudencia de esperar a que los resultados vertidos en el PREP fueran irreversibles y el temor a que una marcha nocturna por las calles de nuestra ciudad se convirtiera en blanco de la narcoviolencia.

Las turbas enardecidas de hace seis años que no encontraban un lugar adecuado para reunirse después de haber paseado por las calles, fueron anoche celebraciones alegres pero contenidas y muy localizadas. Una con música de mariachis y grupo musical se llevó a cabo en un rancho al sur de la ciudad, otra que tomó la glorieta de las Banderas se caracterizó por tener a su vez banderas improvisadas con el nombre de su ganador y una más que me tocó visitar fue la casa de gestión del Senador Julio Aguirre, quien celebraba en un ambiente tranquilo y cerrado después de que estuvo en el Zócalo junto con otros dirigentes festejando el triunfo. Nada como hace seis años.
Margarita Bello Damián

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s