UN TRIBUTO PARA BERTHA

Berthita

Bertha cumpliría un año más de vida en este mes. Es una lástima que a una persona tan joven y bella, con tantos proyectos, se le permita morir. ¿Cómo se elige quién muere y quién vive? ¿En base a qué criterios?
Bertha no quería morir, tenía motivos de sobra para vivir y los valoraba. Ella amaba la vida.Creía firmemente que si se aferraba a la vida y no pensaba en la muerte, ésta no llegaría. Alguien cercano a ella me dijo que una de las últimas cosas que pidió fue que le pusieran su música para el alma, esa que le ayudaba a concencentrarse en vivir.
Diez días antes de que muriera la visité y Bertha estaba intacta a pesar de los meses de lucha contra su enfermedad y de los estragos que había causado en su apariencia. Estaba incólume: su sonrisa maravillosa, su ánimo, su lucidez, su buen humor y su elegancia.
Me llamó mucho la atención que la voz no se le hubiera transformado en un lamento. Su voz no era la de una enferma, era la de una persona alegre y vivaz, dirigiendo aún a sus hijos y a su empresa.
¡Qué desperdicio! Tanta gente matando a otra por dinero, y aquellos que merecen vivir mueren porque el cuerpo los traiciona.
Sigue sonriendo Bertha, tu música se sigue escuchando.
Margarita Bello Damián
Publicado el 28 de febrero de 2009.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s