CAUTIVERIO

Arturo Contreras Gómez

Apareció en Youtube un video donde el Dr. Arturo Contreras pide ayuda a los medios de comunicación para difundir un grito de auxilio que emite a dos meses de su secuestro.
Cuando vi el video por primera vez no sabía de quién se trataba porque me dieron la dirección sin comentar más, pero alcancé a percibir que se trataba de alguien que estaba en cautiverio sin imaginar que era el ex rector. He vuelto a ver el video otras dos veces y no logro encontrar los rasgos que me remitan a la figura que yo identifico como el Dr. Contreras. No puedo creer que el señor que está en el video es el mismo que conocí como candidato a la rectoría y, posteriormente, como Rector.
Nunca fuimos amigos, fuimos conocidos que coincidieron en algunos momentos, sin embargo siento la obligación de escuchar su llamada de auxilio y tratar de hacer que la gente recuerde que no ha sido liberado y que su vida corre peligro porque está enfermo y sufre el deterioro propio de sus enfermedades: le duelen la cabeza y los riñones, tiene insensibilidad en las piernas y los pies. Requiere, en fin, de asistencia médica.
El llamado del Dr. Contreras es a sus amigos y a su familia en primer lugar. Su familia, dice, debe tomar el control de la negociación y hacer a un lado a las autoridades, separarse de ellas. A sus amigos les agradece su ayuda al mismo tiempo que vuelve a solicitarla.
Muchas cosas llaman mi atención del video: su deterioro físico, su falta de voz, la música de fondo pero, sobre todo, su soledad. La soledad del cautiverio debe ser más difícil de sobrellevar cuando has sido una persona rodeada de gente que te aclama triunfador, que se acerca a ti por un trabajo, por aumento de horas, por cada problema que tenga relación con la Universidad, aparte del enjambre de lambiscones clásico de este tipo de puestos.
Dónde están ahora esos que se decían seguidores, compañeros fieles, esos amigos que consiguieron una plaza gracias al Dr. Arturo Contreras, dónde están los asesores que no tenían en qué caerse muertos y que hoy ganan el sueldazo que siempre desearon a cualquier costo, aun el de la traición.
Ojalá que cuando el Dr. Contreras sea liberado por intermediación de su familia, no sea demasiado tarde para su salud y su vida.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s