DÍA DEL MAESTRO

moigb

Para mis profesoras y profesores.
Contrario a lo que creo sobre el día de la madre –una fecha que no debe celebrarse en un día solo, sino todos los días- el del maestro sí me parece oportuno porque es muy raro que un profesor sea reconocido por los alumnos y tiene que forzarse este agradecimiento con una fecha especial.
Pues bien, una confesión: estuve enamorada platónicamente de mi profesor de inglés en la ESFAID. Espero, profesor Sidronio, que no le incomode mi tardía declaración de amor. Cuando usted se presentó en el salón hablando en inglés, yo quedé impresionada para siempre y deseé con toda mi alma aprender ese idioma. Me volví disciplinada en las tareas, las hacía con mucho cariño porque ansiaba que usted me reconociera como su mejor alumna y lo logré, tanto que muchos años después usted me presentó con su colega como tal: su mejor discípula.
Por supuesto, reconozco que el incentivo adicional del amor platónico hacia usted me hicieron aprender inglés sin clases previas en una secundaria pública, donde muy pocos lo hicieron (sólo conozco el caso de mi primo). Sin embargo, usted, como la mayoría de los profesores, tuvo la paciencia para tratar de trasmitirnos sus conocimientos.
Recuerdo a mi profesora de español en la secundaria quien encauzó mi pasión por la lectura, a mi profesora de geografía con quien puse a prueba mi memoria para aprenderme todos los países del mundo y sus capitales. ¡A mi profesor de matemáticas! quien tal vez no se equivocó cuando me dijo que debería estudiar ciencias –de las que sirven, como dice mi hijo menor- y yo no seguí su consejo.
Uno se equivoca, profesor Clemente, pero todo tiene un sentido en la vida. Gracias a mis estudios en ciencias sociales he conocido profesores grandiosos: por su discurso, por su inteligencia, por su generosidad, por su organización, por su sentido del humor. En este apartado quiero citar a quien me hizo blanco de sus bromas durante todo un semestre en la facultad de Derecho, el licenciado Emiliano Corona Solano (qepd). No me perdonó un exabrupto y me lo cobró a lo largo de varios meses con toda clase de epítetos y jugarretas. Para rescatar mi maltratado ego, puedo decir que me pidió disculpas frente a todo el grupo al final del semestre diciendo la señorita Damián –como él me llamaba- es la única que jamás contestaría a mis groserías.
Reconocer a algunos profesores en la Unidad Académica de Derecho es quedar en deuda con alguien, lo mismo del CBTIS 134 o del Instituto Internacional de Estudios Políticos Avanzados “Ignacio Manuel Altamirano”, a todos les debo mucho de lo que soy, mis aspiraciones y anhelos. Un gran abrazo de su alumna.
Publicado en Vértice el 14 de mayo de 2011

Anuncios

4 comentarios on “DÍA DEL MAESTRO”

  1. moises barrientos benitez dice:

    muchas felicitaciones por tus publicaciones, se lo merecen estos profesores que estan dentro del aula, y tambien aquellos o aquellas que no lo estan, pero que enseñan con su ejemplo de vida y ayudan a muchas personas a enfrentarse a la vida con tantas adversidades

    • Hola, muchas gracias por las felicitaciones. Qué bien que te gusten mis escritos espero que te suscribas para que lleguen direc to a tu mail. Que hayas pasado un excelente día del maestro!!!

  2. Jessica dice:

    Emiliano Corona Solano era mi tio abuelo. Puse su nombre en google, y me dio mucho gusto leer este escrito, asi lo recuerdo yo tambien.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s