Día Facebook

Manantial. moigb

No existe, que yo sepa, – lo cual no significa que no pueda existir- el día Facebook, donde todo mundo se congratule del nacimiento de esta red social. No dudo que pronto a alguien se le ocurra declarar como tal al día de su invención o del nacimiento de su creador –Mark Zuckerberg- o un día que no tenga ya asignada una fecha especial aparte de ser una jornada del calendario.
Como todavía nadie dice que es legal y hasta exigible que uno se felicite por estar en Facebook y felicite a los demás que lo están, pues yo declaro este día como mi día FB. ¿Por qué? Porque quiero, en forma arbitraria como la mayoría de las fechas que están asignadas a festejar a las madres, a los padres, a los profesores y demás. Hoy alcancé los CIEN amigos y es suficiente para festejar desde mi perspectiva.
¿Se imaginan? Cien amigos. Para la mayoría de ustedes es una cifra mínima, sin importancia, risible. Tengo amigos que tienen miles de amigos y que los agregan por docenas a diario. Y yo congratulándome por tener un centenar, cuando muchos de ustedes los suman en dos días. Pues bien para mí es una fecha especial y nadie me va a quitar la felicidad de escoger a mis amigos en FB con el mayor cuidado porque, como lo he dicho antes, para mí es importante lo que posteo –fotos, pensamientos, links- en esta red.
Es así que agradezco a cada una de las personas que me han agregado, a quienes he agregado y me han aceptado, el placer de compartir su vida cotidiana. Me permiten acercarme a su vida. Cuando filtran sentimientos, pensamientos, deseos, estados de ánimo e imágenes me dejan atisbar en sus vidas.
He sonreído y reído a carcajadas con algunas ocurrencias, he llorado por algunas historias y me he preocupado por mis amigos en FB, sin embargo agradezco a cada uno la dicha enorme de poder estar cerca a través de la palabra escrita, tal vez la más formal y por tanto, para mí, la más honesta. Me encanta ver lindas imágenes de los lugares que visitan mis amigos y puedo imaginar su felicidad al estar de paseo por lugares desconocidos.
He recuperado amigos de muchos años atrás o de fechas más recientes, he hecho nuevas amistades a fuerza de vencer el temor al rechazo. A cada uno agradezco cada frase posteada y cada imagen compartida porque me ha enseñado algo de la vida, de lo que me gustaría y de lo que no me gustaría hacer.
Me declaro una adicta al FB porque tengo que revisar mi página para saber qué pasa en el mundo a través de las páginas de diarios en los que encuentro la información más importante. Y por supuesto, para mirar qué contacto amaneció de buen humor y está deseándome –al igual que al resto de sus amigos- un buen día por diversos motivos.
Extraño a quienes desaparecen por días o semanas, después de ser asiduos en la red. Me pregunto por qué algunos no escriben jamás y se conforman con ver la vida de los demás. Me asombra la capacidad de otros que pueden postear a lo largo de todo el día y gran parte de la noche.
De una cosa estoy segura: me felicito por tener este medio para reencontrarme con mis amigos y para conocer nuevas amistades, a todos les agradezco por haberme aceptado en su larga lista de contactos. ¡Feliz día Facebook para todos!

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s