#YO SOY CHARLIE

Casi coincidente con el día del periodista, que en México se celebra el 4 de enero, el miércoles 7 los medios de comunicación reportaron un atentado terrorista a la sede de la revista semanal Charlie (Charlie Hebdo) donde murieron sus principales dibujantes y varios empleados más. Los supuestos responsables del ataque son tres musulmanes hartos de que su religión fuera blanco constante de ridiculización en el semanario.

#JesuisCharlie (#Yo soy Charlie) se convirtió en trending topic. Las noticias sobre la muerte de los irreverentes periodistas de la revista Charlie recorrían las redes sociales y lograban respaldo internacional inmediato.  Manifestantes salieron a la calle de las ciudades de Francia, dibujantes rindieron homenaje luctuoso y de protesta por la muerte de sus colegas, la Torre Eiffel apagó sus luces en solidaridad con las víctimas.

En un país como México donde los periodistas son el principal objetivo de amenazas por parte de quienes detentan el poder legal y el de facto; en un país donde han muerto o desaparecido comunicadores de todos niveles, la noticia tal vez parezca trivial. Casi siempre nos enfocamos a lo inmediato, a lo local, a aquello que creemos que nos afecta más.

Sin embargo, lo sucedido con el staff de Charlie Hebdo es representativo de lo que sucede en el mundo. Los conflictos religiosos surgen por doquier y Francia está en el meollo por su situación geográfica y por la conformación de su población. Su cercanía a los países árabes, así como su amplio sistema de seguridad social la convierten en el país receptor por excelencia de los inmigrantes africanos y musulmanes quienes –a pesar del paso del tiempo- no siempre consolidan su integración a la nación francesa.

La difusión de caricaturas en la revista, ridiculizando a líderes políticos y religiosos –la última edición contradice y se burla del enfoque oficial acerca del nacimiento de Jesucristo- no es justificante del homicidio de las doce personas que trabajaban en Charlie Hebdo. La intolerancia y el fanatismo religioso no deben ser pretexto para el terrorismo en ninguna parte del mundo. Por eso, en honor a todos los comunicadores muertos, desaparecidos y censurados en cualquier país #JesuisCharlie.

Publicado en Verticediario y en angulo7.com.mx el 10 de enero de 2015.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s