Planta Tratadora de Aguas Residuales PTAR

¿Sabe usted cuál es el secreto para tener un césped hermoso? El abono que se utiliza para fortalecerlo. En este caso particular, el lodo obtenido de las aguas de drenaje dan vida a céspedes de un verde intenso y profundo que recuerdan los jardines de lugares turísticos. No sólo los pastos nos trasladan a sitios lejanos, también las instalaciones y la maquinaria desplegada para tratar las aguas negras de nuestro municipio parecen de primer mundo.

Nada en los alrededores nos prepara para lo que vamos a encontrar después de una modesta entrada de barrotes azules custodiada por la imagen de la Virgen de Guadalupe venerada por los trabajadores del organismo descentralizado. Un bello altar muy elaborado con base de piedra de río y con pequeños estanques al pie cubierto con cientos de flores y adornos multicolores dedicados a la virgen este doce de diciembre, es el que nos da la bienvenida al paseo interno perfectamente pavimentado que rodea las instalaciones.

¿Por qué nadie habla o escribe o dibuja o se expresa sobre el trabajo que aquí se realiza? ¿Por qué nos centramos en las omisiones del organismo? He aquí una iniciativa magnífica para la ecología que no ha logrado impactar de manera adecuada a nuestro municipio porque no tiene la capacidad para limpiar todas las aguas negras que desechamos debido a que existen usuarios que no han integrado su drenaje a la red y que todavía lo descargan en el encauce de concreto del río Huacapa. Esto es más notorio a la altura de la planta tratadora porque las personas deben atravesar el rio sin encauzar para poder llegar a su trabajo o a sus casas y tienen que soportar los hedores que desprende el agua contaminada del antiguo río. No es mi intención ahondar en los males que nos rodean, más bien quiero alentarlo a usted lector a conocer uno de los bienes con que cuenta el municipio y que no es apreciado por los ciudadanos ni explotado adecuadamente por falta de recursos.

Así, me gustaría que aceptara un recorrido somero de la PTAR en este artículo. Las diferentes etapas del tratamiento de aguas residuales están perfectamente delineadas y nombradas con etiquetas visibles que, desde lejos, permiten identificar los procesos que ahí se llevan a cabo. Palabras que para nosotros no tienen un sentido al principio, adquieren significado cuando conocemos cuál es la transformación que está generándose dentro de las instalaciones de concreto.

El primer impacto se da en la base de llegada de las aguas negras, ubicada en la parte más alejada de la entrada debido al olor intenso a caño. Ahí se encuentran los enormes coladores y succionadores de sólidos grandes que extraen todo los desechos que acarrea el agua. El día que fui a visitar la planta esta instalación estaba apagada –tal vez porque era día festivo-, lo que favoreció que pudiera ver las rejillas de metal colocadas sobre fosos donde se cierne la basura para permitir que los extractores metálicos aspiren los grandes sólidos para depositarlos en los contenedores plásticos.

Aunque esta fase primera de recepción de las aguas negras es totalmente automatizada –igual que la mayor parte del proceso-, y se controla desde una sala central donde una computadora muestra qué se está haciendo y en qué parte de la planta, las manos de los trabajadores deben coadyuvar a su buen funcionamiento, sobre todo aquí donde se requiere de alguien que descargue los contenedores una vez que están llenos.

Una fase secundaria del proceso de limpieza de las aguas residuales es la extracción y prensado de los lodos listos para abono de los que hablaba al principio de este artículo y que deberían estarse comercializando porque son una gran fuente de abono orgánico para cualquier sembradío y podrían ser un ingreso para el organismo descentralizado de la CAPACH, pero no se cuenta con el transporte adecuado para su entrega.

Posterior a la extracción de los lodos, están los grandes estanques en donde se añade una bacteria a las aguas semilimpias para que realicen un trabajo de aclaramiento importantísimo. Los afanes de las bacterias para limpiar el líquido de los tanques se percibe como un burbujeo violento que semeja el agua hirviendo en una olla. Al subir a la pasarela de metal que atraviesa esta instalación es posible percibir todavía algunos olores fétidos que el agua desprende a cielo abierto.

Una de las últimas fases que puede ser apreciada a simple vista es la depuración de los líquidos con una gran espátula mecánica que gira sobre el borde del taque de metal  alisando en apariencia la superficie del agua, y que en realidad está limpiando de residuos sólidos –los escasos que se mantienen sobre el líquido- el agua que casi termina su tratamiento. La fase final es la aplicación de rayos láser y culmina con el vertido del líquido depurado hacia el cauce del rio para que recupere su tránsito habitual junto a las aguas no tratadas que, desafortunadamente, continúan fluyendo en el Huacapa.

Todo el trabajo de estas bellísimas instalaciones –con oficinas sin estrenar- se desperdicia cuando el agua tratada se vierte en ese cauce en el que aún corren aguas negras que no han podido remitirse a la PTAR y que, si pudieran guiarse hacia ella, no se tendría la capacidad adecuada para tratarlas porque la planta necesita más tanques y estanques para abarcar la totalidad de las aguas residuales de nuestra ciudad.

Como lo dije arriba, esta es una convocatoria a que cada uno de ustedes y sus familias conozcan estas magníficas instalaciones a cargo de la CAPACH en general, y del ingeniero Reyes y su equipo de trabajadores en particular, a quienes envío un gran saludo. Si logro que usted y su familia o grupos de  estudiantes o de empleados de instituciones privadas y públicas se acerquen para hacer una cita y conocer el recorrido de la PTAR así como su desempeño, habré cumplido mi objetivo. Para citas puede llamar al 7471470435 con el licenciado Moisés García.

Publicado en verticediario.com y su edición impresa el 19 de diciembre de 2015.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s